domingo, 17 de abril de 2011

MIS INICIOS



Los inicios de Alma Tuchfeldt fue por allá en los años 80's cuando le gustaba soñar con esas historias de amor de sus padres que cada noche su madre le contaba, y ella muy interesada escuchaba atentamente y empezaba a alucinar con el "hombre perfecto". Fue entonces que agarró un cuaderno donde comenzaría a escribir una serie de poemas que nunca nadie leyó, tan sólo ella y su madre y que luego, con el tiempo, se perdería por algún lado o quizás es tan sólo la leyenda de una soñadora.

Para comenzar a escribir, era necesario un nombre, pero no le agradaba el suyo, tenía que ser algo hermoso, que transmitiera todo ese sentimiento que llevaba dentro y quería compartir con los demás, pero era tímida, muy tímida y con mayor razón necesitaba un nombre. Fue entonces que se le ocurrió utilizar su segundo nombre: ALMA, era perfecto, pues ella escribía desde el corazón, con el alma en la mano para conectarse con Dios y con el mundo... pero "Alma qué?" se preguntó, el apellido tampoco iba, muy común, tenia que ser algo que pudiera diferenciarse y entonces no tuvo mejor idea que utilizar el apellido de su abuela paterna, pues el lado artístico viene por el lado del padre "el hombre perfecto" a quien lo sigue uniendo un gran amor que atravesó los días, los meses, los años y ya se encuentra en otro siglo y sigue tan intacto como el primer día que la cargara en sus brazos, cuando llegó a este mundo, alumbrando con su sonrisa como ese sol cada mañana al amanecer.

Los años pasaron y dejó de escribir por sus responsabilidades tempranas, pero cada vez que podía lo utilizaba como medio para seguir soñando y no había mejor cosa que perderse un momento, un instante, un minuto, viendo el sunset desde algún lugar de miraflores, donde, sentada con los pies en el aire, cerraba los ojos y podía sentir la brisa del mar en su rostro, oler el mar, escuchar el canto de las aves... dejando volar su imaginación en ese punto donde nos podemos conectar con Dios para recobrar energías y continuar viviendo.

Soñar, es algo tan hermoso soñar, pero como un paréntesis necesario en la vida diaria, desconectarse del mundo por un momento para luego continuar, pareciera que fuese una locura, pero cuerda al fin y al cabo.

Esa es la finalidad de que hoy renazca Alma Tuchfeldt, tener un punto de encuentro virtual donde conectarnos con nuestro mundo interior para seguir en el día a día. Para que tu viaje interior pueda iniciar más rápido, he seleccionado música especialmente para tí, de esta manera vas a ingresar más rápido hacia mi mundo, donde te estaré esperando siempre con algo nuevo que pueda servirte como un paréntesis en tu vida.

Espero contar contigo en esta nueva travesía donde nos encontraremos tú y yo.
Un fuerte abrazo a la distancia.
Alma Tuchfeldt.

2 comentarios:

  1. Concuerdo con usted. Muchas veces escribimos para nosotros. Ya sea en un cuaderno, hoja, ahora en estos maravillosos medios.

    Nuestra intención es buena y valora su fortaleza personal de decir lo que siente. No con regularidad se encuentra personas abiertas y flexibles a interactuar así

    Saludos cordiales

    Orlando Tipismana Neyra
    Lima - Perú

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tus palabras Orlando, un abrazo.

    ResponderEliminar